Enlaces de Interés
website-sergioramirez 03 website-sergioramirez 05
website-sergioramirez 15 website-sergioramirez 16
fluismercado website-sergioramirez 24
Síguenos en
website-sergioramirez 07 website-sergioramirez 09
website-sergioramirez 17 website-sergioramirez 18
website-sergioramirez 25 website-sergioramirez 18
Prev Next Page:

Una sola hoguera

Una sola hoguera

Carlos Perezalonso, poeta nicaragüense, que vivió sus años de estudiante universitario en México, murió en agosto del año pasado a los 77 años en León, Nicaragua, la ciudad de su madre y sus abuelos maternos, donde terminó recalando después de una vida azarosa que lo trajo y lo llevó por distintos caminos, pero conservando siempre una fidelidad absoluta con su oficio literario, que se impuso sobre los de abogado, o economista, profesiones en las que se formó en las aulas universitarias. 

leer mas

Los banquetes y otras fiestas

Los banquetes y otras fiestas

El banquete memorable no lo dio Platón, sino el dramaturgo Agatón para celebrar un triunfo en el teatro en las fiestas en honor de Dioniso Leneo, el dios del vino y los excesos. Todos los convidados de esa vez eran tenidos por educados, no en el sentido de las buenas maneras de trato y de mesa, sino en el de personas instruidas que se reunían a filosofar. En esa ocasión el tema de sus debates fue el del amor. ¿Qué mejor? Personas eminentes, nada menos que Sócrates entre ellos, el propio Platón, y Aristófanes, que era célebre autor de comedias. 

leer mas

Un banquete humilde

Un banquete humilde

En un artículo anterior hablaba de los banquetes ruidosos y que terminaban en trifulcas, como aquel de las bodas del rey Piritoo al que asistieron como invitados indeseables los centauros, que quisieron raptar ya borrachos a la novia. O del filosófico banquete de Platón. Eran banquetes opíparos, en todo caso.

leer mas

El hipo y la filosofía

El hipo y la filosofía

No se sabe cómo la palabra simposio, que quiere decir banquete, se pasó a entender como abstemia reunión académica donde se discute entre especialistas una determinada materia. El célebre banquete de Platón, que se celebró en homenaje al dramaturgo Agatón por haber sido premiado en el teatro, fue en verdad un simposio, en su opíparo sentido original.

leer mas

Dos siglos y un mañana

Dos siglos y un mañana

Hemos entrado casi de manera inadvertida en el año en que se conmemoran dos siglos de la independencia centroamericana, un aniversario que debería servir para una reflexión en voz alta acerca de lo que ha sido nuestra historia, los balances que es necesario hacer, y que es lo que esperamos del futuro.

leer mas

La vieja utopía en ruinas

La vieja utopía en ruinas

Si antes dividía mi vida entre escribir y viajar para las presentaciones de mis libros, dar charlas, asistir a ferias y festivales, hoy, bastan unos pocos pasos para cambiar de mundo, y de la pantalla de la computadora paso a sentarme frente al teléfono montado en un trípode. Es la cámara de mi set. Pero, antes, debo cambiarme de camisa, cepillarme el pelo, más largo de lo normal.

leer mas

Viajes de cuarentena

Viajes de cuarentena

Cuando me pregunten qué recomiendo leer en estos tiempos de pandemia, respondo que lo mejor es aprovechar para viajar a través de los libros, ahora que los aeropuertos y las fronteras están cerrados, y no sabemos cuántas dificultades se nos van a presentar en el futuro inmediato para subirnos de nuevo a un avión.   

leer mas

Los libros que están detrás

Los libros que están detrás

Si antes dividía mi vida entre escribir y viajar para las presentaciones de mis libros, dar charlas, asistir a ferias y festivales, hoy, bastan unos pocos pasos para cambiar de mundo, y de la pantalla de la computadora paso a sentarme frente al teléfono montado en un trípode. Es la cámara de mi set. Pero, antes, debo cambiarme de camisa, cepillarme el pelo, más largo de lo normal.

leer mas

Los ángeles que nos visitan

Los ángeles que nos visitan

Un ángel bello y luminoso cae del cielo con el ala rota y queda a la vista de un niño que lo lleva a su casa donde lo curan y le consiguen unas sandalias; convive con los niños a quienes al final, se lleva al cielo junto con la madre: un cuento modernista de Amado Nervo.

leer mas

El diablo en la cocina

El diablo en la cocina

El orgulloso y pedante marqués de Queensbury, inventor de las reglas del boxeo, se hallaba indignado tras descubrir la pecaminosa relación de su hijo con Oscar Wilde, alrededor de la cual la maledicencia tejía su alegre red en Londres. Entonces escribió una brevísima nota para el poeta y, muy al estilo británico, se la dejó con el conserje de su club: "Para Oscar Wilde, ostentoso sodomita [SIC]".

leer mas

El nivel y la plomada

El nivel y la plomada

Mi padre, el único de entre sus hermanos que no quiso ser músico y se decidió por la vida de comerciante, compró un terreno en el centro de Masatepe, que daba a la iglesia parroquial y al parque central, en mancomunidad con su amigo Cruz Mercado, y luego decidieron con una moneda tirada al aire quién de los dos se quedaba con la parte de la esquina. La ganó mi padre.

leer mas

A la libertad por la universidad

A la libertad por la universidad

Cuando entré a estudiar en la Universidad en León en 1959, el rector era desde hacía apenas dos años el doctor Mariano Fiallos Gil, quien había luchado por conquistar la autonomía universitaria hasta conseguirla. Sus discípulos formamos lo que se llamó “la generación de la autonomía”. Cuando entré a estudiar en la Universidad en León en 1959, el rector era desde hacía apenas dos años el doctor Mariano Fiallos Gil, quien había luchado por conquistar la autonomía universitaria hasta conseguirla. Sus discípulos formamos lo que se llamó “la generación de la autonomía” No creía en las verdades absolutas, predicaba la duda como símbolo de la libertad de pensamiento, y se sentaba en las bancas de los corredores de la universidad a conversar con los estudiantes. A interrogarnos. Fue mi maestro en todos los sentidos, y me animó a seguir por el camino de la...

leer mas

La diáspora invisible

La diáspora invisible

Hace poco recibí este mensaje: "hola escritor Sergio Ramírez. Termine mis estudios acá en Texas Tech University, dos maestrías y un doctorado en música. El primer proyecto de mi maestría que hice fue Recital Aria para tenor y orquesta moderna, en base al magnifico poema "Cantos de Vida y Esperanza" de Rubén Darío. Y mi tesis de graduación fue Pax para voz de tenor, voz de barítono, voz de bajo, y orquesta completa, basado en el poema de Rubén Darío. El mensaje es de Robin Aldana, un músico nicaragüense, del que antes no sabía una palabra. Ejecutante del fagot, y compositor, uno de los tantos de nuestros creadores desperdigados por el mundo, que brillan en las artes, la literatura, en el campo académico; que son científicos, investigadores, diseñadores de moda, animadores digitales de películas, cirujanos, juristas, expertos en cibernética, y de cuyos éxitos fuera de...

leer mas

No nos veremos más

No nos veremos más

Vivimos acompañados por una multitud de seres de cuya existencia sabemos poco. Damos por sentado que están allí, y los creemos ajenos o lejanos a nosotros. Son las especies que habitan nuestro entorno desde miles de años atrás, y que por consecuencia de la violencia del cambio climático, de la extinción de los bosques, del agostamiento de los ríos, de la agresión de los depredadores, están desapareciendo. Se extinguen para ya nunca volver.

leer mas

Antes de rayar el alba

Antes de rayar el alba

La batalla de San Jacinto, ganada el 14 de septiembre de 1856 por los patriotas nicaragüenses, tiene todos los elementos de una hazaña épica, en la que los hechos, que han pasado luego al territorio del mito, dependen de verdades sencillas. No hay nada de retórica, ni de mentira, ni de exageraciones en los relatos que quedaron de aquella hazaña. El tropel de caballos que ayudó a decidir la batalla, por ejemplo, parece la escena de una película, pero de verdad ocurrió, para que se volviera parte de la epopeya.

leer mas

Lo que anda y se arrastra y es de comer

Lo que anda y se arrastra y es de comer

Hay dos reptiles tan emparentados que llegan a ser confundidos, el garrobo y la iguana, mal afamados por su horrido aspecto, tanto que nunca se comen sin prendas y adornos, recados y salsas que vienen de tiempos precolombinos. Se cuecen o asan primero, luego de pelarlos, pero nunca van desnudos a la mesa, sino revestidos de todas esas galas como si se quisiera ocultar todo rastro de su fealdad.   

leer mas

Archivo - Prosa Profana

Búscanos en Facebook

Últimos Tweets

© 2012 Todos los derechos reservados - SERGIO RAMIREZ